Este año hemos vuelto a organizar y participar en la Novena a la Inmaculada Concepción. Se trata de una tradición cristiana para preparar tan gran fiesta de la Virgen María. Para ello, se celebra la Santa Misa, y en la homilía se reflexiona sobre el evangelio del día durante 8 días antes de la Inmaculada Concepción (del 31 de noviembre al 8 de diciembre). Estudiantes de Secundaria y Bachillerato, junto con universitarios de varios centros y Colegios Mayores asisten cada año a este culto piadoso para tratar más de cerca a nuestra Madre durante estos días. El día 8, la Inmaculada Concepción de María, trasladamos la celebración al oratorio del Colegio Mayor Almonte.

Como ya va siendo habitual, la Hermandad de la Santa Caridad nos acogió en su iglesia, recién restaurada. Es un gesto por el que estamos tremendamente agradecidos.

La Santa Misa comenzaba a las 20:00 de la tarde. Después de la Novena solíamos cenar los colegiales y residentes de los Pisos Universitarios en una amistosa, familiar velada. Son unos día en los que la gracia hace maravillas, y en los que se hace mucha piña.

Para incrementar la buena educación de los colegiales, hemos tenido un curso de protocolo y buenas maneras, dividido en tres sesiones: la primera, cómo comportarse en la mesa, con Blanca Feria; la segunda, aprender a vestir, con Rafael López de Lemus; y la tercera, un pequeño concierto de música clásica, con Tomasso Cogato y Mariarosaria D’Aprile.

En la primera sesión, Blanca Feria nos explicó pacientemente los buenos modales en la mesa: cómo hay que sentarse, de qué se debe hablar mientras se come y de qué no, cómo coger los cubiertos, etc. Al final, nos dio una pequeña sesión práctica de cómo poner la mesa.

La segunda parte nos la dio Rafael López de Lemus junto con un amigo suyo. Nos hablaron de  las maneras de vestir, cómo ir elegante, cómo adaptar nuestro modo de vestir a las diferentes situaciones del día a día, poniéndonos muy buenos ejemplos. Para acabar, igual que en la sesión de Blanca Feria, tuvimos una parte práctica en la que aprendimos a hacer buenos nudos de corbata: más de uno se trabó haciéndolos.

La última sesión fue un deleite para los aficionados de la música clásica, ya que tuvimos un pequeño concierto de música de cámara del Siglo XIX, con Tomasso Cogato al frente del piano y Mariarosaria D’Aprile tocando el violín. Según nos dijo Tomasso, el piano que tenemos en Almonte es una joya, ya que tiene unos 150 años pero se encuentra en muy buen estado. Tocaron varias piezas cortas, muy bonitas todas ellas.

El curso de protocolo vino muy bien para mejorar en todo lo que se refiere a nuestro comportamiento exterior.

Una de las primeras convivencias del Club Universitario. Las expectativas eran altas, y no era para menos. Del 29 al 31 de octubre, los afortunados colegiales que se subieron al coche con destino a Ronda disfrutaron de un Puente de todos los Santos de esos que se recuerdan. Paseo por Ronda, algún que otro “refrigerio” por sus calles, excursión al campo, tiro a la diana…¡

No querían volver!

Hubo un malentendido con un turista noruego, que pensaba que nuestros hombres eran unos guías turísticos. Le explicaron como pudieron –no se estila hablar noruego en Sevilla- que se había equivocado, y que preguntara en la oficina de información.

Una convivencia para abrir bien el curso, divertida, oxigenante. Ronda se ha convertido en un destino codiciable para los que no pudieron ir.

Comienzan los primeros exámenes parciales del curso. Y hay que prepararlos bien. Un pequeño grupo nos aislamos durante dos días (del 29 al 31 de octubre) en una casa situada en algún lugar entre Bollullos de la Mitación y Bormujos, por donde no pasa el cartero. Y estudio. Y más estudio. Paramos para descansar. Comemos. Y más estudio.  Estando pocos se estudia la mar de a gusto. Por supuesto, cuidamos de poder oír Misa en algún pueblo cercano.

Pero también  hay que descansar: los parones para comer se aprovechaban bien, con esa risa floja propia de temporada de estudio.  Y una de las noches, una película para desfogar. Planes como este sirven para hacer piña, porque estudiar juntos une, quiera uno o no quiera.

Conclusión: Uno de esos fines de semana que cunden bien, y que sin duda se repetirá a lo largo de este curso.

Plan ideal para los que no son de Sevilla y desean conocer la ciudad. Este día hicimos un pequeño Tour por el centro de Sevilla. Comenzamos en Puerta de jerez, donde Ignacio nos explicó brevemente la historia de Sevilla. Después pasamos por la catedral, donde pudimos ver la Capilla Real. Luego dimos una vuelta por el centro, y vimos el Real Alcázar de Sevilla, donde se aloja la Familia Real cuando viene a nuestra ciudad, y varias iglesias, como la iglesia de El Salvador, muy bella. Acabamos con un pequeño aperitivo en un bar, y nos volvimos a casa. Fue una gran experiencia que nos valió para conocer un poco mejor la ciudad en la que vivimos.

Por fin hemos podido inaugurar el Club Universitario Almonte (CUA) 2016-2017, en el que tendremos diferentes sesiones sobre muchos campos de la cultura y del saber: ese es el elemento diferenciador de un Colegio Mayor: los estudiantes no solamente viven y comen ahí: se les ofrece también actividades culturales, académicas, religiosas o deportivas, para que no sólo se queden en los conocimientos propios de su carrera, sino que tengan amplitud de miras, que se culturicen y que cultiven muchos campos del saber.

La sesión de apertura del CUA fue conducida por José Leonardo Ruiz Sánchez, doctor en historia. José Leonardo fue subdirector de un Colegio Mayor, así que cuenta con una amplia experiencia sobre la vida en una institución de este tipo, y nos habló precisamente sobre eso: la vida en un Colegio Mayor. Fue una sesión enriquecedora, sobre todo para los que empezaban la carrera y comenzaban a vivir en el Colegio Mayor. Pudieron aprender varias cosas sobre la vida colegial.

Buena visita cultural el sábado por la mañana, al edificio de Capitanía General de Sevilla, ubicado en la Plaza de España Un militar que trabajaba allí nos enseñó  el edificio, nos explicó su historia y su estilo arquitectónico. También nos contó que ahí se hablan rodado varias películas de Hollywood, como Lawrence de Arabia o Star Wars: La Amenaza Fantasma. Después de ver el edificio, nos sacó a un balcón desde el que pudimos tener una bonita vista de la Plaza de España desde arriba. Agradecemos a Capitanía la visita.

Último plan antes de entrar de lleno en el curso académico. El sábado por la mañana cogimos comida, cogimos el coche y fuimos a casa de Dani de la Fuente, que nos había invitado a ver su ganadería. Nos estuvo explicando mucho acerca de los toros, su gran pasión. Después comimos y nos dimos un buen chapuzón en la piscina de Dani.

Por la tarde, nos fuimos al Rocío atravesando las bellas marismas de Doñana. En el Rocío estuvimos un rato rezando a la Virgen, y luego nos fuimos a tomar una copa. Tuvimos la suerte de encontrarnos a Álvaro Ojeda, el famoso periodista y youtuber gaditano. Muchos se acercaron para sacarse una foto con él. Después del Rocío fuimos a Almonte, pueblo que da nombre a nuestro Colegio Mayor, y nos hicimos una foto junto al cartel del pueblo.

Volvimos a casa ya por la noche, cansados pero contentos, por el gran plan que habíamos hecho.

Muy buen plan de sábado por la tarde, para aprovechar los últimos días de vacaciones. Nos montamos en el coche y no fuimos a Palos de la Frontera, a ver el monasterio de la Rábida, donde Cristóbal Colón hizo sus planes para viajar al Nuevo Mundo. Tuvimos una vista guiada muy interesante.
Después, fuimos al puerto de Palos, al lado del monasterio, donde hay tres reproducciones de las tres carabelas que hicieron el primer viaje a América: La Santa María, la Pinta y la Niña. Pudimos aprender un poco más acerca del gran viaje y de la vida diaria de los marineros a bordo. Los que quisieron, pudieron también ver un documental sobre el descubrimiento de América.
Por último, tuvimos ocasión de darnos el último baño del verano en la playa, con una temperatura increíble. Cenamos en la propia playa. El balance del plan: nos lo pasamos muy bien, fue una muy buena excursión.

 

image

Pudimos disfrutar la semana pasada de una magnífica conferencia de Salvador de Mier sobre cómo presentarnos para conseguir trabajo. Una tertulia realmente práctica la que podemos aprender como un directivo de recursos humanos ve al candidato que se encuentra delante. Durante la tertulia varios residentes pudieron ir contestando a las preguntas que iba planteando Salvador.
En definitiva, un broche de oro para un curso Magnífico